Temporada 2011

Doméstica y aRRaSStra un cuerpo sonoro

Danza contemporánea.


Sinópsis

Doméstica

Intérpretes: Laura Stivelman, Lucrecia Pierpaoli y Teli Ortiz
Dirección y coreografía: Grupo Pleimovil
Asistencia general: Ollantay Rojas
Vestuario: Constanza Pierpaoli
Iluminación: Grupo Pleimovil y Eduardo Spíndola

Tres mujeres, ahí, dispuestas en un espacio compartido, tan común, tan casual y tan lleno de prejuicios que son tomadas por el desequilibrio. Todo es cuadrado, prefijado y viene dado de antes; como de otro mundo. Ya no entienden más nada. ¿Qué pasa si siguen el impulso? Tres mujeres habitan un espacio común. Es un living de una casa, una cocina o tres ambientes distintos; se trata tanto de un ambiente imaginario como de un bunker real. Están unidas por el vértigo y las ganas de lanzarse hacia algún lado, son tomadas por el deseo y el frenesí de la limpieza y el orden. El cuerpo es manipulado y el propio cuerpo que parece de otro se revela y las lleva a lugares absurdos e impensados. Estos tres personajes son cómplices de algo, y a la vez se ocultan cosas, se encuentran acorraladas en su propio espacio, a la espera de alguien y con la necesidad decir o romper con alguna regla. Las miradas de tensión, celos y paranoia se van deshaciendo para dar lugar a alianzas, acciones conjuntas y unísonos. Juntas todo parece más liviano. Así, se desprende el final: femenino, lleno de ilusiones y cadencioso; como una caricia para ellas mismas. La sabiduría femenina las salva y las resguarda de sus propios enemigos.

Duración: 30 minutos

 

aRRaSStra un cuerpo sonoro

Idea y dirección: Liliana Tasso
Performer: Liliana Tasso
Artista sonoro: Fabian Kesler
Multimedia: Marcelo Eschoyez
Iluminación: Miguel Solowej
Critica en vivo: Cecilia Cipolloni
Voz en escena: Pablo Etchebaster

La obra de Liliana Tasso y Fabián Kesler es una indagación sobre la relación de cuerpo-espacio. El espacio real y el espacio virtual o cyberespacio. El movimiento como creador, como sonido, como sujeto. Dos escenas simultáneas en diferentes espacios escénicos. Las separan varios kilometros. Las conecta una cámara web. Unos miran otros son mirados. En el espacio, un cuerpo produce sonidos con su movimiento; el sonido crea voces; las voces, palabras; las palabras se hacen imagen humana. La imagen es real en el espacio B. Alguien habla de la obra. Alguien no entiende, alguien a través la cámara irrumpe en el espacio A y pregunta. Alguien quizás le conteste... Una voz que se corporiza en una pantalla y se vuelve argumento. En el espacio A, la obra indaga la relación cuerpo-espacio, una relación potencial de caricia o de fricción, de fusión o de diferenciación, de juego o de dominación. El sonido producido por el cuerpo de la intérprete sobre las superficies de contacto es captado, amplificado y procesado en vivo por un artista sonoro. La piel, con sus dos bordes, limita el adentro y recorta el objeto externo. En la superficie compartida, indiferenciada, nacen voces, tonos emocionales El movimiento se hace sonido, el sonido se hace palabra, la palabra hace sujetos. El movimiento es creador; la palabra, su fantasma. En el espacio B, un crítico de arte le comenta a la concurrencia cuestiones teóricas que se observan en la obra. Hace referencia al postmodernismo pero observado desde el paradigma de la complejidad, marco teórico que por otro lado se vivencia en la obra y en su estructuración espacio temporal.

Duración: 40 minutos

 

Este espectáculo integra el ciclo de danza contemporánea 2011 COCOA EN EL CELCIT.

Temporada 2011 

Recibí el CELCIT por email

Whatsapp Facebook Facebook