Temporada 2013

Popigami

Intérprete: Carolina Erlich. Dirección: Sandra Antman. Grupo El Bavastel Títeres-20 años.
8 de diciembre


Sinópsis

De Mario Luis Marino y Carolina Erlich

Teatro de títeres para niños

Intérprete: Carolina Erlich
Realización de escenografía y títeres: Gabriela Civale, sobre una idea de Carolina Erlich
Origami: Carolina Erlich
Música: Mariano Cossa
Asistencia: Viviana Aronno

Dirección: Sandra Antman

Grupo El Bavastel Títeres



Duración: 55 minutos

CELCIT. Temporada 2013
 
 
 

 
En la noche previa a salir de campamento, Popi, un niño muy imaginativo y algo temeroso, estudia en su libro detalles del lugar que visitará al día siguiente. Amante de la lectura más que de la experimentación (dado su temperamento asustadizo), Popi se queda dormido repasando la lista de objetos que no deben faltarle para emprender este viaje.
Toma lugar entonces el mundo de los sueños, el de su libro. Entre figuras y objetos de papel que se pliegan y despliegan conformando nuevos paisajes y aventuras, Popi enfrentará miedos y desafíos usando la imaginación y la paciencia para resolver las dificultades que se le presentarán en el camino.
En este periplo Popi vencerá sus temores encontrando su fuerza interior y conociendo nuevos compañeros con los que compartirá la travesía.
 
Popigami fue concebido como una historia sencilla, accesible incluso para niños de muy temprana edad. Un primer disparador para el grupo fue el trabajo a partir de los libros troquelados, aquellos de nuestra infancia, donde los paisajes y escenarios se despliegan ante los ojos del lector. Se construyó así un mundo de fantasía donde las escenas se desarrollan ante los pasos del protagonista.
El título de este espectáculo proviene de la síntesis de dos palabras relativas al plegado del papel: el “Pop-Up”, nombre con el que se conoce actualmente la técnica con que se elaboran esos libros, y el “origami”, técnica oriental con la que se confeccionaron los personajes secundarios del relato dentro del mundo del sueño.
 
Este nuevo espectáculo del Grupo El Bavastel tiene una banda de sonido compuesta especialmente y retoma una propuesta escénica que ya se había trabajado en MatrizKa (obra para adultos, última producción del grupo): un manipulador a la vista narra la historia y participa como un personaje más en la consecución de un cuento acabado donde tanto la plástica como la música son elementos narrativos y signos que hacen a la totalidad del relato.

Recibí el CELCIT por email

Whatsapp Facebook Facebook